domingo, 27 de marzo de 2011

Restauración de Nuestra Señora de la Amargura, Alanis de la Sierra (Sevilla).



Informe Final sobre la restauración de Nuestra Señora de la Amargura


Nuestra Señora de la Amargura, es una imagen Anónima de principio de los años 60, realizada en madera de pino y mascarilla en madera de cedro, policromada al óleo, con un tamaño inferior al natural 1’51 cm. Es una imagen de vestir, más conocida como una imagen de candelero. Recibe culto en la Ermita de Nuestro Padre Jesús Nazareno de la localidad Sevillana de Alanis de la Sierra.

La restauración de la Imagen de Nuestra Señora de la Amargura, se ha fundamentado en dos líneas de actuación, por un lado, la conservación, con la finalidad de eliminar los daños existentes a nivel estructural y de soporte, y por otro, el tratamiento de restauración.
Nuestra Señora de la Amargura presentaba marcados casi todos los ensambles con diferentes aperturas y alteraciones a simple vista. Los ensambles más críticos son los que se ubicaban en espalda, pecho y en la zona de la mascarilla, dichos ensambles presentaban grietas considerables de varios centímetros. El ensamble lateral del cuerpo estaba completamente separado. La imagen no tenía estabilidad. Debido al aspecto que presentaba la imagen por el deterioro del paso del tiempo y por supuesto por el factor humano, observando múltiples desperfectos como golpes, rozaduras, extractos de estuco saltado, repintes, etc. Dejando un aspecto de abandono y olvido hacia los fieles y devotos. En cuanto a insectos xilófagos se refiere no se detectó ningún ataque.

El estado de conservación de la imagen, a nivel estructural y de soporte, era deficiente, por lo que fue retirada del culto.

Hay que destacar la poca estabilidad de la imagen, así como la perdida de la policromía original. La imagen poseía en su interior diversos clavos debido a las malas intervenciones anteriores.
El tratamiento de restauración y conservación que se ha llevado a cabo sobre la imagen, ha consistido en reforzar la estructura y la consolidación de la misma, para conservar y transmitir a esta obra al futuro tal y como fue concebida originalmente. Se le ha realizado un nuevo candelero proporcionado a la medida de la imagen, retallado del cuerpo (reduciéndole pecho), nuevo juego de brazos articulados y nueva policromía.

Comentar que se han encontrado varias capas más de policromía, aplicadas sobre la original, además de la suciedad que poseía la imagen, de las cuales después de un largo proceso de restauración, no se ha podido rescatar la policromía original. No obstante, dichos restos han servido para poder interpretarlas para la nueva policromía.

A continuación les detallo las intervenciones del tratamiento de restauración que se han llevado a cabo:

- Realización de un T.A.C y radiografías.

- Barrido general con luz ultravioleta.

- Identificación de la madera que conforman la imagen.

- Limpieza mecánica del polvo y depósitos superficiales de la imagen con brochas de pelo suave y aspirador.

- Extracción de los clavos metálicos detectados y su sustitución por espigas de madera.

- Revisión de los ensambles, ajuste y estabilización de los mismos.

- Consolidación, cierre de agujeros y fisuras.

- Protección de ensambles mediante papel japonés y cola orgánica.

- Estudio y preparación cromática de policromía de igual composición de la original.

- Aplicación de policromía.

- Nuevas pestañas y lágrimas de cristal. Como nota, las antiguas lágrimas estaban realizadas con adhesivo sintético.

- Protección final mediante la utilización de resinas sintéticas estables y duraderas, ajustando el punto de brillo.













Desde aquí agradecer a la Hermandad la confianza depositada en mi.